Reseña | Death Note (2017)


Death Note CineParrafos

Dir. Adam Wingard | Estados Unidos | 101 minutos

Sinopsis: Un día, cuando Light termina las clases, encuentra un cuaderno negro tendido en el suelo, llamado «Death Note», un cuaderno sobrenatural que es capaz de matar personas si se escriben los nombres en él y si el portador visualiza mentalmente la cara de quien quiere asesinar.  (FILMAFFINITY)

Empezaré por aclarar que en lo que refiere a Death Note solamente he visto una tercera parte de la serie anime y que nunca me he leído el manga ni tampoco he visto la o las versiones japonesas en live action, por lo que voy a limitarme a hablar únicamente de la recién estrenada versión producida por Netflix.

Desde que escuché la premisa de esta historia (unos ocho o nueve años atrás) quedé realmente fascinado por las múltiples posibilidades que se nos plantean en las reglas escritas al principio del cuaderno, por más cuestionamientos que pudieran aparecer en mi mente parecía haber una respuesta para todo ello. Por supuesto, pensé en los nombres que yo escribiría en dicha libreta, claro, como todo el mundo, no hace falta ser hipócritas.

Mi principal duda al saber de esta versión era si ocurriría lo mismo que con la catastrófica Dragon Ball Evolution de 2009, y si me encontraba dispuesto a correr el riesgo de ver una historia tan interesante siendo manoseada por la industria gringa, y bueno, hasta cierto punto sucedió, digamos que la magullaron pero al menos alcanza a conservar algunas de sus propiedades nutritivas (mínimo como película autónoma). Si de algo me he quejado enérgicamente casi desde que comencé el visionado es de la elección de Nat Wolff como Light, me parece un tipo que no tiene lo suficiente como para pararse a protagonizar un filme en el rol de héroe (o villano, en ninguno de los dos casos), lo veo falto de carisma y en ningún momento me sentí atraído por su causa, al contrario, si tuviera una libreta para dejar sin trabajo a la gente él sería el primero en mi lista.

Creo que como filme policíaco y de misterio esta versión fílmica podría funcionar si no tuviera detrás un manga y una serie animada de culto, los chispazos de lucidez son escasos pero sí los tiene. Mi intensión desde el comienzo del visionado fue ver en esta película un producto independiente, pero claro, es algo imposible de pedir para los cientos de miles de fans alrededor del planeta, y por lo mismo debieron dedicarle menos esfuerzo en tratar de ser incluyentes en un cast multiracial (la moda en Hollywood) y abocarse un poco más en definir un estilo narrativo, y es que es tanto lo que quieren contarnos y en tan diversos tonos que al final el drama no es drama, ni la comedia es comedia, ni el suspenso es suspenso, todo se reduce a una bola de intentos que está hecha de todo y no es de nada. Si algo pudiera rescatarse sería Willem Dafoe como Ryuk y muy poco más.

No es que haga falta ser el mayor fanático de Death Note para haberla llevado a un mejor puerto, sólo era cuestión de entenderla y sintetizarla sin volverla simplona y moralista, y creo que ese es el gran error, el de tratar de hacerlo todo light para que el público de buenas costumbres occidental no se alebreste al ver en pantalla algo que reprueba en el otro, pero que en el fondo sabe que desea más que cualquier otra cosa. Para qué hacer las cosas a medias, para qué robarle la esencia a algo y fingir que no pasa nada, para qué hacer porno y luego censurarlo (también va para ustedes, mis amigos orientales, guiño).

¿Es Death Note una película horrorosa? No. Es simplemente una cinta innecesaria. Ese afán eterno de llevar a la pantalla grande -o al streaming en este caso- todo material exitoso que tenga una flota de fanáticos dispuestos a consumir todo lo referente a dicho producto es lo que vuelve material a este tipo de producciones (ojo, pensada para ser una trilogía),  y lamentablemente esto no va a parar por un sector del público -grande o chico- que no desea que su saga literaria, videojuego o serie animada favorita sean ultrajadas por gente que no tiene aprecio por otra cosa sino el puro negocio, y la mala noticia es que esto seguirá sucediendo por los siglos de los siglos, amén. Death Note, escrita con letras de oro en el cuaderno de la infamia.

Por Jonathan Mata Richardson

(Ver trailer)

5

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s