Reseña | American Crime Story: The people vs O.J. Simpson (Serie)


American Crime Story CineParrafos

Creadores: Scott Alexander & Larry Karaszewki | Estados Unidos | FX

Sinopsis: Basada en el libro de Jeffrey Toobin “The Run of His Life: The People V. O.J. Simpson”, tiene como eje central el controvertido caso del deportista O.J. Simpson, quien, a pesar de las pruebas que lo incriminaban en un doble homicidio, fue declarado inocente por el jurado popular. Cuenta todo el proceso judicial desde la perspectiva de los abogados de Simpson y muestra las maniobras y estrategias utilizadas por ambas partes para conseguir sus objetivos. (FILMAFFINITY)

No recuerdo exactamente cuál fue la última vez que me sentí físicamente necesitado de ver episodio tras episodio en una serie televisiva, es más, me atrevería a afirmar que la única ocasión en la que este fenómeno le ocurrió a un servidor fue con la mítica Breaking Bad. Así de adictiva me resultó esta maravilla de producción.

American Crime Story: The people vs O.J. Simpson es una miniserie casi perfecta, con un guión estructurado de modo que al iniciar cada capítulo te sientas obligado a verlo entero y al finalizar te arranques los pelos por ver el siguiente. A lo largo de 10 episodios nos debatimos en un estira y afloja como espectadores (y casi como miembros del jurado) donde por momentos nos queda clarísimo que Simpson fue el responsable del doble homicidio que acabó con las vidas de Nicole Brown Simpson y Ronald Goldman, mientras que a ratos nos cuestionamos realmente si esas teorías conspirativas que libraron de toda culpa -jurídicamente, por lo menos- al ex jugador de la NFL son ciertas.

Una de las cosas que acostumbro hacer durante o después del visionado de una producción biográfica sobre cuya historia verídica no tengo mucho conocimiento, es dirigirme a Google y hacer un comparativo -en principio- físico de los actores y los personajes reales de los que se habla, y en esta ocasión créeme cuando te digo que el parecido con los involucrados en el caso real es abrumador (exceptuando a uno de ellos, de quien hablaré al final). El primero que llamó mi atención fue David Schwimmer como Robert Kardashian (exacto, el padre de Kim y compañía), cuya caracterización y trabajo interpretativo nos hacen olvidar al buen Ross de Friends, fungiendo él como la parte emocional dentro de equipo de la defensa. La segunda en generarme un interés inmediato fue Sarah Paulson como Marcia Clark, la fiscal de distrito que se tambalea entre la inestabilidad familiar y un caso -casi ganado de entrada- que paulatinamente se le va de las manos. Y el último en llenar poderosamente mi ojo es el legendario John Travolta (también productor) como Robert Shapiro, el abogado principal de Simpson, quien nos regala a uno de estos personajes que odiamos pero al mismo tiempo nos genera un necesidad de su presencia permanentemente. Siendo quizá este último el de menor parecido físico entre los tres.

Unas lineas atrás, cuando me referí a esta serie como un producto casi perfecto y al “pero” en un cast que yo considero sencillamente inmaculado, estaba haciendo alusión a Cuba Gooding Jr. como el propio O.J. Simpson.  La verdad no sé si la decisión de contratar a este actor fue una especie de favor, o si creyeron que por ser un tipo simpático ya estaría llenando el requisito en lo que al carisma de O.J. respecta, no lo sé, pero el punto es que si alguien no nos evoca a un deportista carismático y donjuán es precisamente nuestro amigo Cuba, quien tampoco coincide en tono de voz y mucho menos complexión física. Las buenas noticias es que a pesar de Cuba Gooding Jr. la serie sigue siendo una obra maestra.

No dejaría de recomendar esta maravillosa serie de FX ni aunque mi salud mental dependiera de ello, es uno de esos garbanzos de a libra que uno tiene la suerte de encontrarse cuando comienza el visionado de una obra audiovisual. ¿Por qué sigue siendo un diez sobre diez para mí cuando dedico un párrafo entero a cuestionar la elección de Gooding Jr. como O.J. Simpson? Porque en cierto modo la falta de fuerza del personaje alrededor del cual gira toda la historia permite que enfoquemos toda nuestra atención en los personajes que buscan probar su inocencia o culpabilidad. Tan sencillo como eso. American Crime Story: The people vs O.J. Simpson, culpable del delito de grandeza.

Por Jonathan Mata Richardson

(Ver trailer)

10

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s