Reseña | ¿Qué pasó con Baby Jane? (1962)


a20what20ever20happened20to20baby20jane20davis20crawford20pdvd_008

Dir. Robert Aldrich / Estados Unidos / 134 minutos

Existe una clase de películas que todo el tiempo dejamos como segunda opción, las vemos en las tiendas y siempre postergamos la compra a pesar de que nos llaman la atención; pero lo mas absurdo es que cuando nos decidimos a verlas al fin terminamos por tirarnos del cabello por no haberlas elegido antes.

La historia comienza en 1917, en la etapa mas exitosa de la pequeña Baby Jane Hudson, una estrella infantil amada por el publico debido a su gracia y talento sobre el escenario. Aunque su hermana Blanche permanecía bajo su sombra posteriormente sería quien alcanzaría el éxito y la popularidad en la edad adulta. Para 1935 Baby Jane ya no contaba con la simpatía de los estudios de cine, derivado de su abuso en el alcohol y su falta de disciplina, caso contrario de Blanche, quien ahora era la estrella. No obstante, la carrera de Blanche terminaría dramáticamente cuando queda paralitica tras un misterioso accidente donde Baby Jane era la responsable, o al menos eso es lo que todos creyeron. Para 1962 la vida de las hermanas es completamente distinta, Blanche está postrada en una silla de ruedas y Baby Jane tiene serios trastornos de personalidad, viviendo una eterna añoranza por sus años de gloria sobre los escenarios. La amargura de Baby Jane la lleva a atormentar a su lisiada hermana hasta el punto de servirle animales muertos como comida, privarla de toda comunicación e incluso atarla a la cama. Baby Jane decide retomar su carrera y busca un músico a través de un anuncio en el periódico, y aunque recibe la respuesta de un hombre joven (igualmente dañado que ella) que parece ser la salida a sus dificultades, todo se vuelve un “poquito” mas complejo cuando este se da cuenta de las condiciones en que vive Blanche, lo que termina con cualquier rastro de cordura en Baby Jane.

Baby Jane (Bette Davis) es con seguridad el personaje mas repulsivo que he visto en muchísimo tiempo, y aun con toda su amargura, su cinismo y el desequilibrio mental es horriblemente entrañable, Bette Davis le da ese no se qué. Por el otro lado Joan Crawford interpreta a la sumisa Blanche, que sin embargo es un personaje no menos perverso que el de su hermana, a la que le guarda un evidente recelo por el éxito de su primer etapa. Aunque por momentos roza el melodrama, es un manjar tener frente a frente a dos interpretes del calibre de Davis y Crawford, que llevaron a la pantalla la verdadera rivalidad que existió entre ambas lejos de los reflectores. What ever happened to Baby Jane? es la clase de películas que lo mantienen a uno realmente tenso durante la mayor parte del tiempo, el tipo de tensión que se goza, y es un pecado imperdonable no verla por lo menos una vez.

Por Jonathan Mata Richardson

9

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s