Reseña | El libro de la vida (2014)


el-libro-de-la-vida01

Dir. Jorge R. Gutiérrez / Estados Unidos / 95 minutos

Me queda claro que no faltará el mexicano que se sienta ofendido porque El libro de la vida caricaturiza nuestra cultura indignamente y solo muestra machos con sombrero, animales de granja, mariachis e incluso toreros, que según dirán ni siquiera pertenecen en origen a México, sin embargo no es así, al menos bajo mi particular punto de vista.

Esta cinta que entre otras cosas cuenta con el respaldo del tapatío Guillermo del Toro, comienza con la llegada de un grupo de estudiantes a un museo en el que se les ofrece un recorrido especial, diferente del que reciben el resto de los alumnos, a través del cual conocerán un poco mas sobre la tradición del Día de los muertos. La historia comienza con la disputa entre La Catrina y Xibalba por poseer el Mundo de los recordados, con una apuesta que dejará al perdedor al frente del Mundo de los olvidados. Cuenta la leyenda que el primero es un mundo lleno de colorido donde permanecen los muertos que aun son recordados al menos por una persona, cosa opuesta acontece en el segundo, un mundo sombrío donde las almas desaparecen como el polvo. Cuando dos pequeños niños, Manolo y Joaquín, pelean por el corazón de María la competencia se da por empezada, si Manolo lo logra La Catrina permanecerá al frente del Mundo de los recordados, pero si Joaquín lo consigue pasará a manos de Xibalba; aunque este ultimo intenta sacar ventaja al otorgarle al pequeño una medalla que lo protegerá de todo mal, incluida la muerte. Pasados los años María regresa de un exilio por España, para encontrarse a un Joaquín fuerte y entrenado, prácticamente invencible, y a un Manolo que reniega del rumbo que su familia quiere para él como torero, intentando a toda costa dedicarse a cantar. A través de una serie de artimañas, Xibalba engaña a Manolo para que vaya al mundo de los muertos, sin embargo después de que aparentemente ha logrado ganar la apuesta y toma el control del Mundo de los recordados, se dan cuenta de que la gente del pueblo corre peligro al aproximarse el Chacal, un bandido de enorme tamaño que sin ninguna dificultad podría acabar con todos sus habitantes, lo que representaría que no quedase nadie mas que pudiera recordar a los muertos, cosa que evidentemente provocaría que la mayoría pasaran al mundo de los olvidados.

Un detalle que me resultó bastante sorprendente fue la voz de Diego Luna, nunca me hubiera imaginado que poseía habilidades verdaderas para el canto, aunque en la versión doblada al español hay una mezcla de canciones en ambos idiomas que resulta distractoria, al menos para mi; realmente no encontré sentido en que hubiese unas canciones en español y otras en ingles. Y aunque me tomó bastantes minutos adaptarme a la anatomía y las texturas de los personajes, terminé realmente complacido. Me parece de suma importancia que está cinta se haya dejado en manos de mexicanos en los roles importantes, nadie hubiera podido interpretar de mejor manera nuestra cultura y tradiciones. El libro de la vida superó por mucho mis expectativas, absolutamente recomendable.

Por Jonathan Mata Richardson

8

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s