Reseña | Ant-Man (2015)


4321046-antman4

Dir. Peyton Reed | Estados Unidos | 117 minutos

Sinopsis: Tras abandonar la cárcel, el ladrón de medio pelo Scott Lang recibe la llamada del misterioso doctor Hank Pym para realizar un trabajo especial. El científico suministrará al joven un traje especial, que le otorgará la capacidad de reducir en gran medida su tamaño pero aumentando considerablemente su fuerza. Con esta nueva arma en su poder, deberá abrazar su héroe interior, olvidar su pasado de delincuente y tratar de salvar al mundo de una terrible amenaza. (SENSACINE)

(Advertencia: La siguiente opinión proviene de un sujeto que no está familiarizado con los cómics. Todo lo dicho a continuación es con respecto a la película y nada más.)

Cada que llega el turno de hablar de una película de superhéroes, y en concreto los de Marvel, existe una especie de sensación de que se está reseñando lo mismo una y otra vez, y no, por supuesto que no lo digo en el mal sentido, y es que cuando se está frente a estas producciones de manufactura impecable, con la tarea bien hecha en todas sus áreas, lo único de lo que uno puede hablar es de sus impresiones personales a nivel emocional, ya sea como espectador casual o como fan from hell (un servidor se encuentra justo en el medio).

Quisiera comenzar señalando que la gran ventaja con la que corre esta nueva adaptación del universo Marvel (con respecto al público que no está familiarizado con los comics) es precisamente que cuenta con el respaldo de una serie de franquicias con las que el espectador promedio ya está más que identificado y que ya tiene adoptados en la memoria fílmica. Sus amigos también son nuestros amigos.

Aún cuando Ant-Man es una franquicia naciente en el mundo filmico de Marvel la aceptación es inmediata, es como si Scott Lang hubiera estado ahí toda la vida, como si lo conocieramos de años atrás, y es que esa comodidad que sentimos con lo que estamos viendo surge justamente porque la película está cortada con la misma tijera que el resto (gloriosa formulita mágica), no obstante, por tratarse de un primer acercamiento al personaje principal, las secuencias de acción tardan en aparecer, pero no se desespere, la espera termina por ser recompensada con creces en la segunda mitad del filme.

No hace falta ser un experto para darse cuenta de que Marvel privilegia de sobremanera el uso del humor en sus películas, y en Ant-Man por supuesto no podía ser la excepción. El uso maravilloso que hacen del ritmo para aligerar la carga emocional de la película es sobresaliente.

En lo que respecta al tema elenco estoy casi seguro de que no hubiera existido una mejor opción para interpretar a Ant-Man que el mismo Paul Rudd, un tipo de presencia ligera que tiene un talento nato para ganarse al espectador, y que claro, siendo Scott Lang un héroe totalmente improvisado, el papel le viene como anillo al dedo. Debo confesarme encantado de que figuras de alto calibre como Michael Douglas se unan a este tipo de proyectos, creo que le hacen bien a estas películas y a sus propias carreras profesionales.

Ant-Man es una estupenda primera cinta para esta franquicia, y aunque no llega a ser precisamente gloriosa es casi seguro que terminará por madurar y con suerte acabará afianzándose como una más de las poderosas herramientas de la extensa artillería de Marvel. Una excelente recomendación de fin de semana.

Por Jonathan Mata Richardson

(Ver trailer)

8

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s