Reseña | El Destino de Júpiter (2015)


Jupiter-Ascending

Dir. Andy & Lana Wachowski / Estados Unidos / 127 minutos

Júpiter Jones (Mila Kunis) pertenece a una familia de inmigrantes rusos que debe ganarse la vida limpiando las casas de la gente adinerada. Júpiter asiste a una clínica donde está a punto de ser sometida a un procedimiento que le permitirá ganar dinero, sin embargo al ser anestesiada descubre que quienes la rodean en el quirófano en realidad no son médicos, sino una especie de seres alienígenas encomendados a matarla. A su rescate acude Caine (Channing Tatum), un guerrero genéticamente modificado encargado de rastrearla quien la lleva a casa de un antiguo amigo. Mas tarde un grupo de cazadores secuestran a Júpiter para llevarla ante Kalique (Tuppence Middleton), quien le explica que ella posee una cadena genética idéntica a la de su madre, la extinta Reina del Universo; no obstante los tres herederos reales, Kalique, Balem (Eddie Redmayne) y Titus (Douglas Booth) cuentan con intereses propios, y cada uno tiene una intensión diferente para el futuro de Júpiter.

Jupiter Ascending es por mucho la película cuya sinopsis me ha costado mas trabajo elaborar, y es que después de haberla visto realmente pensé que la había comprendido, sin embargo llegar aquí e intentar poner las cosas en orden fue bastante difícil. El guión de esta cinta se complica la existencia innecesariamente para contar el  típico del viaje del héroe, y aunque la historia cuenta con algunos conceptos por demás interesantes creo que se sobresforzaron en tratar de emular a un universo tan particular como el de Matrix. En el aspecto visual tenemos una serie de composiciones extra saturadas, muy a lo Blade Runner, que la verdad sea dicha no te dan la oportunidad de saber siquiera lo que estás contemplando. Por momentos los personajes parecen salidos de Inframundo, y de alguna manera no se les encuentra identidad propia. Las interpretaciones no van mas allá de lo estándar, exceptuando por supuesto a Balam, encarnado por un extraordinario Eddie Redmayne que nos regala uno de esos villanos únicos, cínico, frío y sin rastros de bondad en su sistema, como deben ser los malos, muy malo. Personalmente nunca he sido fan de los Wachowski, sigo sin encontrarle sabor a Matrix, pero sé que ese factor estará siempre en la mente de los fanáticos de aquella saga (o de la primera entrega por lo menos), y justo por esa razón no me cae tan pesada esta película, porque a pesar de los fallos en el argumento, como pieza de entretenimiento la verdad es que funciona. Jupiter Ascending propone conceptos interesantes pero no pasa de ser una película palomera del aquí y ahora, es decir, que está destinada al olvido.

Por Jonathan Mata Richardson

7

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. herreiere dice:

    Pues paso con esa pelicula.

    1. Panic on the circus dice:

      La verdad es que tampoco te pierdes de gran cosa, es entretenida a secas, podrías mejor ver otra cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s