Reseña | The Room (2003)


The Room CineParrafos

Dir. Tommy Wiseau | Estados Unidos | 99 minutos

Sinopsis: Cuenta la historia de Johnny, un tipo especial, un buenazo que vive feliz con su novia Lisa y con un grupo de amigos de los de verdad: su vecino Denny, un chico huérfano al que querría adoptar, y que tiene la extraña manía de intentar meterse con ellos en su cama en plena ¿guerra de almohadas?; Mark, su mejor amigo, un rubio guaperas; y la madre de Lisa, que quiere que su hija se case por dinero y que tiene un cáncer de mama al que da la misma importancia que no tener suelto para tabaco. Pero Johnny vive una mentira: su novia Lisa está aburrida de él. (FILMAFFINITY)

(Después de una sinopsis de Filmaffinity a la altura de la película misma, aquí vamos.)

Las mejores anécdotas que pueden contarse provienen de momentos ridículos y absurdos de la vida, esos que mientras se experimentan nos hacen cuestionarnos una y otra vez el por qué de nuestra mala fortuna, y bueno, al final del día las cosas se enfrían y podemos sentirnos afortunados de haberlas superado sin lesiones permanentes. En el cine también aplica este principio, ya lo decía mi abuelo, “no hay mala película que dure cien años, ni espectador que la resista”. Tal vez no lo dijo él, quizá lo diré yo cuando llegué el momento. En fin.

The Room es un filme de 2003 dirigido -escrito, producido, editado y protagonizado- por un personaje extrañísimo (mezcla entre Sylvester Stallone y Butt-Head) llamado Tommy Wiseau, a quien muchos han catalogado como el nuevo Ed Wood debido a la escasa calidad de su trabajo y a la nula consciencia del autor en cuanto a sus propias limitaciones. The Room ha acaparado la atención de Hollywood gracias a la película biográfica realizada por James Franco llamada The Disaster Artist, en la cual -ficcionalizada o no- podemos darnos cuenta de por qué esta cinta obtuvo el resultado que obtuvo y, aunque no lo creamos, de cómo es que ha alcanzado de status de ¿película de culto? tres lustros después de haberse filmado.

La malo

Parece innecesario añadir un apartado con “lo malo” cuando hablamos de una cinta en la que todo es pésimo, pero en este caso lo hago para intentar subrayar esas cosas pobremente ejecutadas que han hecho que este filme haya trascendido como uno de los “mejores peores” de los últimos tiempos.

  • Las actuaciones: El elenco completo de The Room pareciera sacado de una telenovela de esas que ni mi tía Lupe quiere ver, encabezado -claro está- por nuestro amigo Tommy, quien pareciera percibir el noble oficio de la actuación como una especie de “a ver quién exagera más”.
  • Los personajes: Si bien es cierto que el primer golpe de mal gusto nos lo propinan los actores, ellos pueden considerarse como las primeras victimas al tener que encarnar a un montón de personajes que parecieran salidos de la mente de un niño -bastante ¿ingenuo?- al que le dio de repente por jugar a las muñecas (solo o con su hermana) inspirado en algún melodrama de Libertad Lamarque. El espectro emocional de los protagonistas se limita únicamente al blanco y al negro, sin permitir un solo milímetro para la transición, lo que termina por generar una atmósfera de artificialidad que deja al público solo con la opción de carcajearse.
  • El argumento: La historia que se nos cuenta no es nada más intrascendente, sino que además está plagada de subtramas que parecieran salidas de un cadáver exquisito jugado entre dos seres intoxicados de novelas rosas y libros de superación personal. Además de lo superficial que resulta lo que se cuenta, el guión no es capaz de cerrar la mayoría de esos hilos narrativos, lo que vuelve todo aún más difícil de digerir si que uno desea contemplar la obra de forma seria.
  • Tommy Wiseau: El afán de protagonismo (como buen actor) del buen Wiseau transforma al filme de un melodrama barato a una comedia melodramática barata* (pero de culto), y es que las peculiaridades físicas, interpretativas y personales del actor/director/productor/escritor son las que vuelven inverosímil todo lo que rodea a esta cinta y nos hacen imposible la tarea de considerarla como algo que no sea un sketch de casi 100 minutos. Aunque la verdad sea dicha, sin la presencia en pantalla de Tommy Wiseau esta película hubiera quedado enterrada en el olvido de modo permanente 15 años atrás.

*(De barata nada, extraoficialmente se dice que The Room costó unos $6 millones de dólares)

Lo bueno

¿Tiene algo bueno The Room? En términos cinematográficos no, absolutamente nada, es más, ni siquiera lleva a cabo de forma correcta los clichés, sin embargo, si algo puede rescatarse de esta película es el espíritu y la fe que puso Tommy Wiseau en ella. En la vida de todo cineasta (o aspirante a) llega ese mensaje que dice que todo filme que comienza a filmarse debe terminarse, y aun cuando este extraño director obtuvo los recursos financieros de quién sabe dónde para realizar su producción sin mayores complicaciones (por lo menos en ese rubro), finalizó su proyecto como se lo había propuesto. El pecado de Wiseau fue -y sigue siendo- no conocer sus propias limitaciones, pero en el caso del resto de los realizadores en ciernes es importante concluir las cosas para luego exhibirlas y ahí saber precisamente dónde estamos parados. Es así como se logra salir de la chaqueta mental en la que muchos vivimos. Música de violines. Gracias Tommy por tu valiosa lección al mundo de los jóvenes creadores. Gracias lector a ti también por aplaudir mientras leías lo anterior.

¿ La recomiendo?

I did not recommend it. It’s not true. It’s bullshit. I did not recommend it. I did not. Oh, hi Mark.

Por Jonathan Mata Richardson

(Ver trailer)

2

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s