Reseña | Hell or high water [Enemigo de todos] (2016)


Hell or high water.jpg

Dir. David Mackenzie | Estados Unidos | 108 minutos

Sinopsis: Un padre divorciado y su hermano, un ex presidiario recién salido de la cárcel, se dirigen al Oeste de Texas con el objetivo realizar una serie de robos en una serie de sucursales bancarias, con el fin de poder conseguir el dinero suficiente como para poder salvar la granja familiar. (FILMAFFINITY)

Es indiscutible el valor de cada filme según las circunstancias en el que se presenta: Los muros de los cuales están hablando todos los medios de comunicación en el mundo dan fe de la idiosincrasia sembrada en el mas jodido de los gringos (el White trash) donde son ellos precisamente, los que se sienten divididos por ser los primeros segregados y desafortunadamente la xenofobia es algo transmisible hasta en niveles del subconsciente por generaciones y generaciones cuando las únicas xenofilias de los xenófobos son precisamente las que el filme presenta.

Los personajes que el director escocés David Mackenzie con guión de Taylor Sheridan con la muy parecida estéticamente Sicario (Villeneuve) en lo brutal de los acontecimientos perpetrados por los personajes y en las atmósferas opresivas hasta el tuétano, ya en los personajes necesitados de vida, sureños texanos y por ende obligados a conseguirla a través de robos a bancos o en las decisiones éticas que conllevan interrogantes al espectador ¿Realmente podemos asumir a nuestros personajes como victimarios, cuando a todas luces parecen víctimas si le damos el beneficio del tiempo ya transcurrido? Las respuestas son ambiguas y en esa ambigüedad se mueve el excelente score de Nick Cave y Warren Ellis, que rockeros tenían que ser para entender la propuesta estética de Mackenzie y con ello trasladar a imágenes las muy íntimas decisiones de los personajes y sus sentimientos, tanto Foster, Pine o Bridges sacan a jugar sus más que probadas capacidades, en especial Jeff Bridges, en ese papel tan repugnantemente hermoso, y las ponen en servicio de una portentosa edición y dinámica visual de tipo neo western, esto entiéndase, con un lenguaje audiovisual contemporáneo como lo han estipulado y dado a conocer, no sé, por ejemplo los hermanos Coen.

Es cuando todos los ases que tienen los realizadores salen a flotar en una superficie que no puede sumergirlos en sus aguas porque los valores y las consecuencias de los actos de los personajes y sus circunstancias nada moralistas, ni políticamente correctas, son más pesados que los entornos que soportan a nuestros héroes que terminan por dar un salto del agua y caer en terreno fértil para el abono y desarrollo de una excelente reinterpretación actual del western con códigos muy propios y llenos de influencias. Por ahí en la película me pareció ver a Leatherface disfrazado de Robin Hood contra los inmorales capitalistas imperiales; el sello estético del sur de Estados Unidos está muy presente, así que en cualquier momento en el filme estamos ante las expectativas de que cualquier personaje o lo que es peor, algún otro, sea una especie de weirdo radical, y lo curioso estimado lector, es que los primeros weirdos asumidos aunque no nos asumamos, somos nosotros los espectadores al ser cómplices de los actos de los personajes que nos podrían representar a la perfección si le quitamos un poco de weirdo al término en el sentido sureño, y le ponemos dos cucharadas de empatía y una pizca de corazón a los motivos de los personajes, no más ni menos cuestionable que construir muros entre países cuando de lo que se habla, es de relaciones humanas.

Si la vida fuese justa, Arrival y Hell or High Water tendrían que ser las más premiadas de esta noche, pero como la vida no es justa, y Mackenzie lo sabe, y usted y yo lo sabemos; solo contentémonos con esta más que excelente obra que no necesita ningún estúpido Oscar para tener el lugar que merecidamente tendrá con el necesario y bienvenido tiempo.

Por Jorge Enrique Munguía Quintero

(Ver trailer)

9

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s