Reseña | Maggie’s Plan [El plan de Maggie] (2015)


el-plan-de-maggie

Dir. Rebecca Miller | Estados Unidos | 98 minutos

Sinopsis: Maggie, profesora y mujer decidida, está preparada para ser madre. Sus amantes no le duran más de seis meses, pero tiene un donante ideal. Con la muestra en la mano, se le declara un compañero casado… (FILMAFFINITY)

El otro día leía una crítica sobre no sé cuál película y en ella se mencionaba a la ciudad no como un personaje de tal o cual filme.

Primero definamos lo que la ciudad como personaje significa: Si nuestra protagonista Maggie, una espléndida Greta Gerwig, entrañable hasta la médula, en las antípodas de su horrible personaje en Mistress America ( Baumbach / 2015), en la cual una joven mujer neoyorquina lidia con los menesteres propios de vivir en una gran ciudad y se ve entrelazada y entretejida con otros personajes igual o mejor trazados que Maggie, como lo es el personaje interpretado por Ethan Hawke, John, entrecruzado en una relación con Georgette (Moore), doctora y conferencista sobre problemas propios de post estructuralismo mamón neoyorquino que nadie entiende y que opaca a John en todo nivel laboral y por ende personal. Es cierto que el personaje de Julianne Moore no es totalmente aprovechado en pantalla, pero es la base sobre la cual se sostiene la soberbia interpretación de Hawke, un académico con ínfulas de escritor. Desparpajado y corriente en un sentido atractivo para Maggie, es él quien abre la caja de pandora para que Nueva York salga, deslumbre y apriete hasta que ya no haya huevos para apretar a todos sus personajes. En estos sentidos, la ciudad sí que es un personaje en el entendimiento que es un espacio que delimita la vida de los protagonistas física y mentalmente o cerebralmente, ya sea desde una azotea clásica de Brooklyn, hasta los interiores con encuadres semi abiertos que nos resultan maravillosos por ser propios de una ciudad cosmopolita. Pero bueno… en Guadalajara nos tocó vivir… eso es mejor que la CDMX, o el pinche D.F. feo.

Las emociones entrecruzadas de Maggie y John nos revelan a dos seres que no se sienten a gusto con sus acomodadas vidas y buscan consuelo en lo que les es desconocido: la escritura de un libro o el semen de un tipo luchón y bueno para las matemáticas. En resumen, los del D.F. quisieran belleza tapatía de todo tipo todo el tiempo y nosotros los tapatíos queremos estar en los zapatos de Maggie, que aunque le va mal como a todos, sufre como todos, necesita comer como todos, y tiene un muy buen empleo como no todos, aun a pesar de esto, vive en Nueva York, porque como dijese John Lennon, Estados Unidos es el imperio romano y Nueva York es Roma, y porque somos unos malditos pecadores queremos estar en la gran ciudad.

Por Jorge Enrique Munguía Quintero

(Ver trailer)

8

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s