Reseña | A War (2015)


20150909160001_0

Dir. Tobias Lindholm | Dinamarca | 115 minutos

Titulo original: Krigen

Sinopsis: A War gira en torno a Noel M. Pedersen, al Comandante de la compañía que se encuentra junto con sus hombre en una provincia afgana. Mientras tanto, en Dinamarca, María la esposa de Claus trata de llevar la vida cotidiana junto con un marido en la guerra y tres niños extrañando a su padre. Durante una misión de rutina, los soldados están atrapados en el fuego cruzado y con el fin de salvar a sus hombres, Noel toma una decisión que tiene graves consecuencias para él y su familia cuando regrese a casa.

Desde que existen los seres humanos existe la guerra, y con la guerra nació una forma gratuita de poner en riesgo aquello que precisamente nos mantiene vigentes como especie: la familia. Lo dijo el Rey Balduino I, se tardan veinte o más años de paz para hacer a un hombre, y bastan veinte segundos de guerra para destruirlo.

A war es un filme dividido en tres espacios emocionales, en los que vemos los daños que sufre un oficial del ejército danés junto a sus hombres, a la familia de éste que tiene que hacer frente a su ausencia, y un tercero en el que en conjunto deben librar una ultima batalla, esta vez lejos del territorio en conflicto. Cada uno de estos universos nos cuenta las distintas formas en que una guerra repercute a los civiles, tanto a aquellos que viven directamente en las zonas afectadas como los que se encuentran a miles de kilómetros de ahí.

A diferencia de las superproducciones estadounidenses, A war es una cinta bastante modesta que se las ingenia de excelente modo para hacernos sentir en el escenario que nos plantean, se ayuda de recursos como la repetición de locaciones en interiores, planos muy cerrados o el uso de los sonidos para darnos la sensación de que aquello que no vemos es considerablemente mas amplio de lo que pensamos.

Aún cuando el guión del film no es de lo más elaborado, los actores se echan al hombro el peso entero de la historia y llevan a cabo una labor excepcional a la hora de construir la estructura emocional, la cual al final nos terminan por dejar caer sobre la cabeza de modo duro y conciso. El mayor de los méritos de la película es conseguir una identificación universal con cada una de las lineas narrativas que se tocan, porque al final del día alcanzamos a ponernos en los zapatos de todos los involucrados, incluso cuando aquello requiere establecer una contradicción o haya que cuestionar algunos aspectos morales y éticos (ya corresponde a cada quien reflexionarlo en la intimidad de su hogar).

A war es una película que vale mucho la pena ver -no sólo por su candidatura al Oscar como Mejor Película de Habla no Inglesa-, es una propuesta bastante interesante que cuestiona las distintas perspectivas desde las que se puede abordar un conflicto armado, y no es que necesitemos que una película nos diga que la guerra es el acto más atroz llevado a cabo por mentes humanas, es simplemente un recordatorio de que nada bueno ha venido, ni vendrá, de ella.

Por Jonathan Mata Richardson

(Ver trailer)

9

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s