Reseña | Spotlight [En primera plana] (2015)


S_07041.CR2

Dir. Thomas McCarthy | Estados Unidos | 128 minutos

Sinopsis: En 2002, un equipo de reporteros del Boston Globe destapó los escándalos de pederastia cometidos durante décadas por curas de Massachussets. La publicación de estos hechos, que la archidiócesis de Boston intentó ocultar, sacudió a la Iglesia Católica como institución. (FILMAFFINITY)

En mi opinión la mejor película del año recientemente terminado fue esta obra magistralmente escrita por  Josh Singer y Tom McCarthy y dirigida por el último. Una obra en fondo y forma, temática y logísticamente que trata un tema muy importante y relevante hoy en día como son los abusos cometidos por sacerdotes pederastas y despojados de cualquier elemento o atisbo moral bajo el juicio de la razón, sea esta existencial y / o sentimental bajo el auspicio de la institución social que más dinero genera a sus involucrados, y no me refiero a la iglesia católica, sino a lo que está más arriba de ella, que es el negocio de la religión y la fe.

La película toca fibras sensibles en el espectador, situándolo en el contexto de Boston, estado norteamericano católico por excelencia a través de comunidades que cierran sus ojos y creencias ante delitos que no juzgan como tal porque son perpetrados por figuras sociales relacionadas con el bien, las tradiciones ortodoxas milenarias y algo tan ¿sencillo? como la fe, que estas personas depositan en estos hombres relacionados con una actitud santa y carismática.

Hablar del concepto fe, en este mundo tan híper globalizado y por ende ultra capitalista resulta un tema extremadamente ambiguo de tratar. Si nos atenemos a esta palabra y la comparamos con su sinónimo esperanza caemos en la cuenta de que es necesario actualmente ser un verdadero pragmático en un mundo habitado por lobos, y más en el contexto en el cual un servidor y millones de mexicanos, bostonianos y más habitamos, que es un panorama social y político lleno, atascado de violadores de la voluntad de las masas, las cuales se resguardan precisamente en el peldaño inferior de la religión y la ignorancia – que no necesariamente van la una con la otra- que es y representa la iglesia. Siendo el pueblo católico y apostólico y romano el que inconscientemente bastantes y descaradamente muchos más los que alimentan el poder en todas sus aristas para encubrir tan hijodelachingadamente crímenes tan atroces cometidos por los párrocos de las localidades. En este sentido las investigaciones que hace el equipo estrella Spotlight del Boston Globe cobra importancia dentro del film porque revela las mentiras que se han perpetrado sin necesidad de que las personas hayan utilizado paliacate todo el tiempo.

El personaje de Mark Ruffalo es el que más subraya esta impotencia de ver como autoridades e iglesia han estado coludidos desde siempre y esa rabieta que le hace al personaje de Michael Keaton responde a esa ira y rabia de no poder hacer algo más tras tan atroces crímenes que pagan las víctimas y que desafortunadamente seguirán pagando por los siglos de los siglos.

 Recomiendo personalmente el visionado de la película mexicana González. Falsos Profetas dirigida por el cineasta nacional Christian Díaz Pardo para contextualizar localmente y analizar el alcance de análogos católicos con diferentes creencias y nombre al servicio de los mismos omnipresentes patrones: dinero, poder, dinero, chingar y finalmente dinero para joder a todo el que se deje.

Es por esto y otras cosas más que usted como espectador del filme podrá dilucidar que periodistas como los que trata la película son necesarios en toda sociedad que se presuma civilizada, sobre todo en unas surrealistas tierras en los que los agentes comprometidos con la veracidad  son a sangre fría asesinados y como si fuese un juego de boliche, tumbar a todas las personas de jalón – en el argot del boliche se dice tumbar, aquí en México y Estados Unidos y España, et al., es matar- para seguir y continuar con la perpetración de las mentiras mediáticas y el que el ¿periodismo? sensacionalista, ese que nos retacan a la hora de la comida, en Tv Azteca, Televisa, Fox y CNN  es el mayor y mejor aliado de las creencias y fes malinterpretadas al servicio de los poderosos que han obtenido ese poder gracias al lamehuevismo oficial tan radical y descarado que nos han hecho creer lo que sabemos y por consecuencia lo que terminamos creyendo.

Bienvenida sea esta valiente producción norteamericana, y que en España, Grecia, México y Latinoamérica etc., debería exhibirse en la televisión abierta, gratuitamente, absorbiendo los costos y gastos los mismos gobiernos y televisoras. Pero qué sarta de pendejadas estoy diciendo ¿verdad? Quizá esta idea sea buena en el lejano año 10016 en el cuál el futuro sea una utopía maravillosa y los cabrones que han hecho del mundo lo que es vivan y mueran en una también utópica reapertura de la cárcel de Guantánamo solo para ellos.

Por Jorge Enrique Munguía Quintero

(Ver trailer)

10

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s