Reseña | Youth (2015)


Youth_04472_picture-by-Gianni-Fiorito

Dir. Paolo Sorrentino | Italia-Reino Unido-Suiza-Francia | 122 minutos

Titulo original: La Giovinezza

Sinopsis: Fred Ballinger (Michael Caine), un gran director de orquesta, pasa unas vacaciones en un hotel de los Alpes con su hija Lena y su amigo Mick, un director de cine al que le cuesta acabar su última película. Fred hace tiempo que ha renunciado a su carrera musical, pero hay alguien que quiere que vuelva a trabajar; desde Londres llega un emisario de la reina Isabel, que debe convencerlo para dirigir un concierto en el Palacio de Buckingham, con motivo del cumpleaños del príncipe Felipe. (FILMAFFINITY)

Existe una idea bastante generalizada de que sólo las personas de la clase obrera tienen problemas qué solventar, y vaya, tener que trabajar de sol a sol para vivir al día es una buena pista para así creerlo, sin embargo el cine de Paolo Sorrentino nos dice que la clase acomodada también tiene conflictos, quizá no de índole económica, pero conflictos a fin de cuentas.

Youth es un filme que retrata maravillosamente esas fisuras cotidianas que le quitan el sueño a los seres humanos, y nos muestra que alcanzar la gloria profesional es una de las tantas causas de la permanente insatisfacción de la que todos somos victimas. Es tan infeliz aquel que lo ha logrado como el que no lo ha conseguido. A diferencia de la soberbia La Gran Belleza (2013) esta cinta se esmera en crear un universo más funcional que decorativo, tal vez menos poético pero más dramático.

En lo que pudiera parecer un refugio para la gente que intenta escapar de su propia creación, vemos a nuestro protagonista rodearse de toda clase de personajes estereotípicos; una Miss Universo subestimada por el machismo, un monje budista que recibe burlas pasivo-agresivas del resto de los huespedes, una especie de joven Johnny Depp al que sólo se recuerda por un filme de ciencia ficción, un cineasta que planea su obra maestra, y hasta un Diego Armando Maradona, quien en vez de llevar al Che Guevara en el brazo derecho porta un tatuaje enorme de Karl Marx en la espalda. Todos ellos luchando contra la corriente de sus propios fantasmas.

Youth es un trabajo excepcional en absolutamente todos los aspectos y está lejos de ser un filme superficial por tratar los problemas existenciales de la clase alta, al contrario, es una excelente reflexión sobre el peso especifico de los roles que cada uno elige desempeñar en la vida, es una confrontación entre el hombre y sus decisiones, esas que a veces terminan por ser muy costosas al momento de tener que pagar las facturas. El ser humano conviviendo con los errores que algún día parecieron la mejor opción.

Encuentro esta cinta altamente recomendable para el espectador que busca la excelencia fílmica, no sé si le alcance para lograr el estatus de obra maestra, pero puedo adelantar que estará en mi Top 10 definitivo del 2015. La Giovinezza, una carta de amor al cine.

Por Jonathan Mata Richardson

(Ver trailer)

10

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s