Reseña | Me and Earl and the Dying Girl [Yo, él y Raquel] (2015)


1401x788-Screen-Shot-2015-06-12-at-9.43.53-AM

Dir. Alfonso Gómez-Rejón | Estados Unidos | 105 minutos

Sinopsis: Greg pasa el último año del instituto de la forma más anónima posible, evitando todo tipo de relaciones, mientras en secreto hace extrañas películas con su único amigo. Esta situación cambiará cuando su madre le obliga a hacerse amigo de una compañera de clase con leucemia. (FILMAFFINITY)

Antes de empezar a ver esta película tenía la misma impresión que casi todos los escépticos, es otra Bajo la misma estrella. Una vez que comenzó a avanzar, empecé a tener una especie de mal presentimiento al ver un póster de la edición de Criterion de Los 400 golpes de François Truffaut en una de las habitaciones de la casa de nuestro personaje principal, seguido de un par de planos en los que se alcanzaba a ver al fondo un librero con varios DVD’s de esta misma colección, lo que me generó una sensación muy desagradable. El olor del snobismo.

Por fortuna me encontré perdido una vez más entre las calles de la falta de razón, y no sólo no era la temida pretensión, sino que era una clara burla a dicha epidemia que ataca el sistema creativo de tanto remedo de realizador. Mientras el filme evoluciona vamos entendiendo que Yo, él y Raquel es una cinta que no deja nada a la diosa fortuna, todo está muy bien orquestado, por lo que terminar con un proyecto redondo quizá no sea lo que prometen, pero definitivamente es lo que nos entregan.

Si cortamos la película en pedazos nos vamos a encontrar con que cada parte está manufacturada con un acabado impecable, y tal vez no sea uno de esos filmes que se destacan por sus enormes actuaciones, por un diseño de producción fuera de este mundo, ni nada por el estilo, sin embargo funciona en absolutamente todos sus mecanismos con precisión de reloj suizo (aunque su trabajo fotográfico si que es digno de remarcarse).

Yo, él y Raquel es una película exitosa por su atemporalidad, la ausencia casi total de teléfonos celulares y referentes tecnológicos del momento nos aíslan por completo del dónde y el cuándo y nos ayudan a concentrarnos en lo importante, el qué y el cómo. Estamos ante un film en donde el guión es lo único que se vuelve indispensable (como debería ser siempre), podríamos imaginarnos a los protagonistas encarnados por actores diferentes, en otro tiempo, en un país distinto y en cualquier idioma, y aún así seguiría funcionando de forma perfecta.

Recomiendo a cualquier cinéfilo el visionado de Yo, él y Raquel, los temores de que sea un filme meloso y burdo que pretende echarse a la bolsa al espectador a base de emotividades baratas son infundados, es una película que tiene de todo en las dosis adecuadas. Aún cuando no es una de estas películas que pasarán a la historia por ser únicas en su tipo, sí es producto hecho de muy buena madera, por lo que invertirle 105 minutos es una de las mejores cosas que podemos hacer. Una verdadera revelación.

Por Jonathan Mata Richardson

(Ver trailer)

9

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s