Reseña | Straight Outta Compton [Letras Explícitas] (2015)


4

Dir. F. Gary Gray | Estados Unidos | 147 minutos

El hip hop como elemento sociocultural ha estado presente desde hace ya muy buen rato en el mainstream hollywoodense. Es la música y el movimiento que representa la indiscriminación y el grito contra la opresión y represión por parte del poder en los últimos dos decenios por lo menos, y esta labor del no dejarse, no solo responde a un deseo de igualdad sino también de sobresalir y tener poder. El rapero y poeta español Nach habla de una manera preciosa sobre el hip hop en la canción “El hip hop que sé” de su álbum “A través de mí”, y en las antípodas de este gran escritor de rap hay también artistas que se caracterizaron por tocar temas donde la apología a la violencia era el pan de cada canción. En este último movimiento se circunscribe un grupo de música que rompió con tabúes y redefinió un tipo de rap que persiste hasta nuestros días y este es el “gangsta rap”, cantos donde los excesos y el deseo de ser un maloso era el dominante en las letras que componían la música de N.W.A. (Niggaz With Attitude), colectivo de músicos negros que transformaron por completo la forma en cómo se abordaba este tipo de música.

En las casi dos horas y media del largometraje del director neoyorkino F. Gary Gray se ahonda en ciertas situaciones que acontecieron en el contexto de los ochenta con los raperos de N.W.A., pero es imposible explicar con detalle a pesar de la duración de la película las diferentes piezas que conformaron a este grupo. Por principio de cuentas el filme está producido por el magnate del rap Dr. Dre, y esto hace que el film esté parcialmente influido por él. El guión es bueno a secas pero las relaciones que mantuvieron cuando estaban unidos los cantantes Eazy-E, Ice Cube, Dj Yella, Mc Ren y el mencionado Dre y demás involucrados son opacadas por la gris (vaya pleonasmo) interpretación de Paul Giamatti como Jerry Heller y es gracias a este personaje que los demás permanecen ligados entre sí pero separados al mismo tiempo por la pobre química que hay entre los actores que interpretan a los raperos.

A Eazy-E se le traza como un personaje sin inspiración ni cerebro, solamente manejado por los intereses personales de Heller, cuando esto no es del todo cierto; Ice Cube es un personaje interesantísimo, quizá el mejor del filme, es el cerebro de las letras del grupo, pero en realidad también Mc Ren tuvo que ver con este hecho para que N.W.A. fuera el grupo que fue. El rol más descafeinado es el que corresponde a Dj Yella, que fue junto con Dre el compositor de la música y aquí es cuando se pone de manifiesto la interferencia del magnate en la película, ya que cuando ocurrió la separación del grupo, Eazy-E hizo ver bastante mal a Dre con canciones como “Real Muthaphuckkin G’s” en la que se burlaba con sarna del pobre Doctor.

En general la película funciona a medio gas si es que se tiene un poco de conocimiento del contexto y circunstancias que llevaron a N.WA. a ser los artistas que fueron, pero la ejecución no es totalmente grata de ver dada la ambigua veracidad de la historia, pero si algo es claro en esta película es que el hip hop está en pleno apogeo, y que en un gusto personal, hacen falta artistas como estos en su interés por tratar de cambiar las cosas y el mundo en el que se vive, tal como lo hace Nach, hacen falta poetas como él en el mundo, hacen falta canciones como “Manifiesto” y  “Fuck tha Police”.

Por Jorge Enrique Munguía Quintero

(Ver trailer)

7

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s