Reseña | Tale of Tales (2015)


_1-salma_9426.jpg

Dir. Matteo Garrone | Italia-Francia-Reino Unido | 125 minutos

Me resulta un poco difícil abordar el análisis de esta película por el antecedente inmediato que es Gomorra (Matteo Garrone, 2008) película completamente diferente en forma y fondo a Tale of Tales. Exhibida en Cannes 2015 en la selección oficial y habiendo recibido muy buenos comentarios por parte del reconocido critico inglés Peter Bradshaw, la historia tan barroca como alucinante nos sumerge en un mundo deliciosamente visual y auditivo que realmente nos hace querer vivir en ese hermoso paisaje excesivo y pomposo. Pero mi problema con este film deviene en la historia. Se nos cuentan tres historias independientes entre sí, que si dos brujas hermanas conocen a un atractivo rey, que si otro rey tiene de mascota a una pulga gigante, que si una reina comió del corazón de un monstruo marino para quedar embarazada y la virgen que lo cocinó tuvo también otro hijo y además idéntico al de la monarca antes mencionada. Es una historia de personajes sin alma donde Garrone nos introduce a tal o cual persona que hace algo y no se nos explica quién es o por qué aparece. Es una retahíla y miscelánea de figuras, de lugares, de hechos, de acciones, de historias que no tienen un hilo conductor, bueno, podría ser la magnífica y esplendida música de Alexandre Desplat que nos lleva de la mano por los recovecos del relato, pero que al final no sabemos el porqué de las mismas historias de los personajes, no hay algún elemento que uniforme a los distintos relatos. Quien se quiera comer la escena al final donde convergen las tres narraciones, adelante. Aplicaría lo mismo para absolutamente todas las interpretaciones por parte de los actores, y vaya que es un elenco muy redondo y amplio.

Con la economía de medios que Matteo Garrone exhibió en Gomorra, esa fotografía tan poco estilizada y llena de azules, verdes y grises, resulta un dulce para el ojo contemplar su nueva obra, pero al mismo tiempo se deduce desconcertante adivinar qué fue lo que nos quiso contar el director, cuál era el subtexto, qué era lo que quería decir entre líneas, con un demonio qué era lo que quería narrar, pero al final lo único que nos llevamos es un placentero viaje por ese mundo abigarrado que el cineasta dibujó para nosotros aunque no sepamos para qué.

Por Jorge Enrique Munguía Quintero

(Ver trailer)

7

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s