Reseña | Dragon Ball Z: La resurrección de Freezer (2015)


goku-y-freezer-se-enfrentan-en-dragon-ball-z-la-resurreccion-de-freezer-_970_546_1224730

Dir. Tadayoshi Yamamuro | Japón | 93 minutos

Sinopsis: Después de que Bills, el Dios de la destrucción, decidiera no destruir la Tierra, se vive una gran época de paz. Hasta que Sorbet y Tagoma, antiguos miembros élite de la armada de Freezer, llegan a la Tierra con el objetivo de revivir a su líder por medio de las Esferas de Dragón. Su deseo es concedido y ahora Freezer planea su venganza en contra de los Saiyajin. La historia hace que una gran oleada de hombres bajo el mando de Freezer lo acompañe. (FILMAFFINITY)

Me ha costado decidirme por reseñar esta película, y la razón principal es que más allá de haber sido un fanático irredento de Dragon Ball en mi infancia, los recuerdos ya están bastante empañados por el inminente paso del tiempo, por lo que opinaré sobre este filme como un mero espectador casual de la serie (y del Anime en general). Dragon Ball Z: La resurrección de Freezer es una cinta que engloba perfectamente lo que ha sido el universo creado por Akira Toriyama, nos entrega altas cantidades de humor, épicas batallas, y una sobredosis absoluta de nostalgia. Puedes olvidar personajes, subtramas, o nombres, pero la pasión por Dragon Ball Z siempre termina por renacer.

Personalmente me limitaré a decir que este filme funciona correctamente como producto de acción, repito, no soy el mejor juez para emitir un veredicto sobre el argumento, con el cual sólo estoy familiarizado a medias, aunque si tengo que emitir un juicio sobre el guión de esta como película independiente de lo que hay detrás tendría que señalar que existe desequilibrios en lo que respecta a la distribución de los héroes y su participación, como siempre Gokú viene a sacar las papas del fuego, pero pareciera que su intervención ya solo se limita a ser un ultimo recurso (similar al T-Rex en Jurassic World), y vaya, seamos honestos, fans o no fans queremos ver a Gokú pateando traseros.

Independientemente de lo buena o no tan buena que sea una película de esta franquicia, ir a una proyección en el primer fin de semana es una experiencia única que no consiguen las super producciones de Marvel, ni las excelentes piezas de Pixar, ver una película de Dragon Ball en el cine es sentarte en una sala abarrotada con espectadores de todas las edades que se emocionan desde que aparece el logotipo de TOEI COMPANY, LTD, pasando por la aparición del propio Gokú, y hasta transición del ultimo fotograma hacia la secuencia de créditos; es una energía incomparable que a cualquier fanático del cine le pone los vellos de punta.

Dragon Ball Z: La resurrección de Freezer es una película que vale la pena ver, no importa la edad, es una batalla audiovisual en estado puro y un golpe de nostalgia al esófago del que casi nadie se va a librar. Nada que una semilla del ermitaño no pueda curar.

Por Jonathan Mata Richardson

(Ver trailer)

8

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s