Reseña | Hagen y yo (2014)


white_god

Dir. Kornél Mundruczó | Hungría-Alemania | 121 minutos

Titulo original: Fehér isten

Hace algunas semanas en este mismo blog, se hizo una reseña-crítica sobre la película Timbuktu (Abderrahmane Sissako, 2014), en donde el escritor mencionaba que no sentía la necesidad de hacer buenos comentarios sobre la película solo para no ser el frijol en el arroz. Y precisamente de esta anécdota es de donde parto para establecer que White God (Fehér Isten, 2014) del cineasta húngaro Kornél Mundruczó, es realmente una película bastante fallida en lo que plantea o quiere narrar. Aunque haya ganado el premio Un Certain Regard (Una Cierta Mirada) en la edición 67 del festival de Cannes, el film que nos ocupa es una extraña mezcolanza de temas y tópicos que no cuajan ni de una ni de otra manera. Veamos: a una chica de más o menos catorce o quince años la obligan a abandonar a su suerte a su tierno perro Hagen por meros trámites sanitarios “ léase burocráticos y falaces ” y el can va a dar a la calle. Después es víctima de atroces victimarios y “entrenadores” de perros para ponerlos a pelear y matarse entre sí. Hay mucha violencia animal, simulada claro está, que no justifica ninguna acción que derivara en algún efecto narrativo en pos del film. La chica pierde a su animal, el animal se vuelve un perro feroz y hostil que después va a dar a una perrera donde provoca que todos los animales del lugar se escapen y vayan a cobrar venganza. Sin sorna pareciese que la película es una especie de apocalipsis perro, donde estos actúan con conciencia e inexplicablemente se encuentran en todos los lugares posibles para vengar todas las hostilidades que sufrieron, incluyendo el reencuentro final con la chica( y esto no es ningún spolier) a la Caballo de guerra  ( War Horse, Spielberg , 2015). La película manipula de tal modo que los minutos y horas que separan a un lugar de otro en el film parecieran no existir, muchos diálogos y acciones van dirigidas a hacernos creer por la fuerza que lo que estamos viendo es totalmente factible y verosímil. Algún crítico decía que la obra era una alegoría sobre las minorías y los grupos sociales que resienten la xenofobia, pero esto no tiene fundamento en este universo audiovisual ¿Por qué? Simplemente por la manipulación a la que somos expuestos por parte del director y los guionistas de que todo en el film quiere tener sentido por fuerza. No hay orden dentro de un caos inventado para generar una historia que no parece atractiva y que no es una alegoría porque no análoga nada. Hay violencia animal gratuita que al final no nos da una explicación para lo que acontece y lo que sucede después (incluyendo el final). Para fines parecidos, una obra magna y claro, mucho mejor lograda es Amores Perros (González Iñárritu, 2000). Es interesante ver como el ser humano es tan cobarde para maltratar a un animal y tenerlo amarrado con una cadena. Eso es quizá lo más loable del film, que muestra lo pusilánime que puede llegar a ser el hombre.

Por Jorge Enrique Munguía Quintero

(Ver trailer)

6

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. herreiere dice:

    Por otro lado una película sobre la rebelión de los perros seria genial. Algo así como el planeta de los simios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s