Reseña | Mad Max: Furia en el Camino (2015)


mad-max-fury-road-2015-charlize-theron-tom-hardy-first-official-look-640x290

Dir. George Miller | Australia-Estados Unidos | 120 minutos

Sinopsis: Perseguido por su turbulento pasado, Mad Max cree que la mejor forma de sobrevivir es ir solo por el mundo. Sin embargo, se ve arrastrado a formar parte de un grupo que huye a través del desierto en un War Rig conducido por una Emperatriz de élite: Furiosa. Escapan de una Ciudadela tiranizada por Immortan Joe, a quien han arrebatado algo irreemplazable. Enfurecido, el Señor de la Guerra moviliza a todas sus bandas y persigue implacablemente a los rebeldes en una “guerra de la carretera” de altas revoluciones… Cuarta entrega de la saga post-apocalíptica que resucita la trilogía que a principios de los ochenta protagonizó Mel Gibson. (FILMAFFINITY)

Si usted es de la clase de personas que se quejan por que una película de acción tiene más bla bla que bang bang, la cuarta entrega de Mad Max es para usted.

La primera recomendación que me atrevo a hacerle es que se compre un tanque de oxigeno en lugar de palomitas al entrar al cine, porque antes de los 20 minutos se va a quedar sin aire, literal, es tanta la acción en pantalla, el ruido, los movimientos de cámara, la música y la pirotecnia que todo aquel que no acabe epiléptico saldrá ganando.

Quizá lo que resulte más interesante de Mad Max: Furia en el camino sea que es una propuesta tan entretenida en su acciones como interesante en su argumento, por lo que el fantástico espectáculo que está frente a nosotros no sólo se vuelve un agasajo visual, también logramos desarrollar un genuino interés por el bienestar de los personajes principales. La única queja que un servidor puede tener precisamente con respecto a lo que estamos viendo, y que en un punto se hace especialmente evidente, es que nuestro grupo de protagonistas es una pandilla de gente bella luchando contra un ejercito de gente fea que a su vez somete a un pueblo de personas horrorosas (físicamente por supuesto, no me crucifiquen). Truco básico y de muy mal gusto para generar empatía inconsciente.

No pasó mucho tiempo del estreno de esta película para que comenzarán a surgir comentarios por parte de grupos conservadores, en este caso grupos machistas (hágame usted el chingado favor) que se quejaron por el fuerte mensaje feminista de la historia, en la que se retrata a un grupo de mujeres intentando buscar refugio en una comunidad conformada por féminas guerreras que defienden su terreno y su libertad a punta de pistola. La película efectivamente tiene un importante contenido reivindicativo con la figura femenina, (incluso terminan por adquirir una mayor atención que la del propio Max Rockatansky) cuya presencia en el cine (y en todo lo demás) ha sido reducida a una mera presencia débil y un simple objeto del deseo, pero lo que ya resulta alarmante e inverosímil es que exista gente que llegue a quejarse del rol protagónico que adquieren las mujeres en esta producción. De risa y de llanto.

Mad Max: Furia en el camino es una estupenda pieza de entretenimiento que se tiene que ver en pantalla grande, tal vez no sea la mejor película del año, pero es una excelente oportunidad de ver cine de acción de primera calidad y un muy buen pretexto para atascarnos de chucherías.

Por Jonathan Mata Richardson
(Ver trailer)

8

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. herreiere dice:

    Ya resulto mas buena que rapido y furioso 7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s