Reseña | The Tribe (2014)


photo-The-Tribe-Plemya-2014-1Dir. Miroslav Slaboshpitsky | Ucrania-Holanda | 132 minutos

Titulo original: Plemya

Sinopsis: Un adolescente sordo ingresa en un internado especial donde, para sobrevivir, tiene que formar parte de una organización salvaje, la Tribu. Su amor por una de las concubinas del Jefe lo llevará a romper todas las reglas no escritas en la jerarquía de la Tribu… Una película sin diálogos ni subtítulos, con el lenguaje de los sordos. Porque el amor y el odio no necesita traducción. (FILMAFFINITY)

Si le proponemos a nuestras amistades (las que no son adeptas al séptimo arte) ver una película ucraniana de más de dos horas en la que no vamos a escuchar una sola palabra lo mas seguro es que recibamos dos tipos de reacción, una puede ser de intriga y entusiasmo, y la segunda seguramente implicará tener un amigo menos.

Ya sea que le hayamos abierto un mundo de posibilidades a un conocido o nos hayamos quedado mas solos que la una Plemya es una propuesta bestialmente interesante que representará un antes y un después para muchos de nosotros. En una sociedad que está acostumbrada a sentir lastima por la gente con cualquier tipo de discapacidad Plemya viene a dejar en claro que cuando se habita en un ambiente donde todos están en igualdad de condiciones (la sordera) no existe piedad para ninguno y todo se vuelve cuestión de fuertes y débiles. En la pequeña sociedad que ésta película retrata no hay lugar para la compasión ni para el dialogo (irónicamente), todo se trata del poder. La crudeza con que se desenvuelve la historia hace que el factor lenguaje quede en segundo plano, y es que llega un momento en que todo es emoción, no importa si hablan o no, la violencia se convierte en el modo principal de comunicación.

No veo necesario enfatizar que es esencial poner absoluta atención a lo que está sucediendo en pantalla, la misma película nos va abrazando y volviendo parte de ella, sin embargo quítese de la cabeza la idea de “voy a intentar entender lo que dicen a señas”, no es necesario, las acciones mismas terminan por llevarnos a buen puerto.

¿A quién la recomiendo?, al que esté dispuesto a dejarse llevar por una marea emocional que en más de una ocasión le sacudirá violentamente y le hará retirar la mirada de la pantalla. Si tiene la oportunidad véala, no le tenga miedo, es una experiencia turbulenta de las que valen la pena.

Por Jonathan Mata Richardson

9

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s