Reseña | Cake (2014)


Cake Movie

Dir. Daniel Barnz / Estados Unidos / 102 minutos

Claire Bennett (Jennifer Aniston), quien sufre de un dolor crónico en la columna, asiste a un grupo de apoyo para superar el suicidio de Nina (Anna Kendrick), una joven madre con quien compartía fisioterapia. Claire es expulsada del grupo por mostrar una actitud excesivamente negativa. Los dolores de espalda la mantienen sedada la mayor parte del tiempo, sin embargo su amarga actitud es permanente. Silvana (Adriana Barraza), una mexicana que funge como asistente de Claire es la encargada de soportar toda clase de desplantes y actitudes volubles por parte de Bennett, quien efectivamente tiene una razón para su comportamiento que va ligado directamente al origen de su lesión. Claire, que parece tener una extraña obsesión por la figura de Nina, va en busca de su viudo (Sam Worthington) para intentar atar ciertos cabos que mas bien parecen ser un intento por sanar su propia salud emocional.

Cake es una de esas propuestas que apuestan por el tema que dará un resultado seguro. Tocar los miedos (reales) mas profundos de cualquier ser humano, si usted ya la vio sabrá a lo que me refiero. ¿Lo hace bien?, desde mi punto vista personal si, sin embargo recurre a un guión con demasiadas salidas falsas que puede terminar por abrumar al espectador. Personalmente no soy partidario del recurso “la escena que acabamos de ver era un sueño”, ni de que los personajes interactúen con personajes del pasado en el presente, vaya, hablar con apariciones; encuentro los recursos anteriores excesivamente baratos o chafas, como decimos en México, y es que son herramientas fáciles que denotan una incapacidad del guionista para plasmar esos elementos de modo implícito, es un acto de subestimación hacia el espectador. Pasando al plano interpretativo encuentro realmente inverosímil que Jennifer Aniston haya sido relegada por los Premios de la Academia en un papel que claramente la pone un escalón arriba en su carrera y por el cual merecía por lo menos el reconocimiento de ser candidata. Por otra parte Adriana Barraza se embarca en la difícil tarea de darle replica al personaje de Aniston en una igualmente excelsa participación. En un aspecto generalizado puede que Cake no sea una película fuera de lo ordinario, no obstante tiene recursos suficientes para darle algo, aunque sea lo mínimo, al espectador empedernido.

Por Jonathan Mata Richardson

8

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s