Reseña | Wild (2014)


Wild

Dir. Jean-Marc Vallée / Estados Unidos / 115 minutos

Wild cuenta la historia de Cheryl (Reese Witherspoon), una mujer que ha llevado una inestable que toma la decisión de ir en busca de la redención de su pasado y de un encuentro consigo misma, a través de un viaje por el Sendero de la Cresta del Pacifico, cuya longitud aproximada es de 4200 kilómetros. Durante la travesía vemos a Cheryl padecer los estragos emocionales que le provoca el inminente desgaste físico, la soledad y la lucha constante por superar lo obstáculos que se va encontrando en el camino, que van desde quedarse sin agua hasta tener que lidiar con hombres dispuestos a propasarse con ella. Durante el transcurso del viaje Cheryl va reviviendo las situaciones de su pasado que la llevaron hasta ahí, los fantasmas de una vida de excesos y los estragos de una permanente negación que la mantienen emocionalmente varada.

Personalmente encontré en Wild una película muy inspiradora, con un personaje por demás imperfecto (muy humano, tan lleno de inseguridades y miedos como usted y yo), pero con un montón de pequeñas inconsistencias que desestabilizaron mi experiencia como espectador. El guión deja demasiados factores a la casualidad, y aunque se trata de una película basada en experiencias reales que por obvias razones no desean modificar radicalmente, percibo cierta complacencia para que las cosas se solucionen de manera fortuita y el personaje salga avante para continuar su travesía, es decir, Cheryl pudo encontrarse con Michael Myers y hubiese salido triunfadora porque Myers sufriría un parco cardíaco en ese momento, yo que sé. Ahora, debo subrayar el buen trabajo con las diversas capas que envuelven al argumento, el guión dosifica de manera estupenda los motivos reales detrás de la decisión de emprender el viaje, nos va revelando el pasado del personaje poco a poco y no deja que perdamos interés por saber cual es su propósito real. La película es dramática, emotiva, intrigante e incluso graciosa en ciertos momentos. Sin embargo las grandes fallas que personalmente terminaron por sacarme de concentración fueron con respecto a los actores y las inconsistencias en sus edades. Mientras conocemos el pasado de Cheryl vemos a Laura Dern como mamá de Reese Witherspoon (siendo mayor que ella solo por 9 años en la realidad) y además pretender imaginar a Witherspoon como una estudiante de preparatoria… llámeme quisquilloso, pero son cosas que debieron mejorarse.

En fin, Wild es una película con varios desaciertos en situaciones especificas pero que en conjunto tiene cosas interesantes para dar, es la clase de cinta hecha para la reflexión y vale la pena darle una oportunidad.

Por Jonathan Mata Richardson

8

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s