Reseña | The Interview (2014)


the-interview-is-the-interview-controversy-a-publicity-stunt

Dir. Evan Goldberg & Seth Rogen / Estados Unidos / 112 minutos

No cabe duda que la mejor estrategia publicitaria es generar polémica tocando temas políticos, religiosos o sociales, y cuando esto sucede es obvio que todos queremos saber cual es el motivo de tanto alboroto y terminamos por morder el anzuelo.

The Interview sigue los pasos de Dave Skylark (James Franco), un popular presentador televisivo que ha logrado el éxito consiguiendo que sus entrevistados muestren un lado que nadie conocía de ellos (entre otras cosas haciendo que Eminen saliera del closet), y su mejor amigo y productor Aaron Rapaport (Seth Rogen), quien tiene la tarea de limpiar los platos rotos de Skylark y hasta cierto punto hacer el trabajo sucio para que mantenga el éxito. Llegaría el momento para dar el gran salto cuando se enteran de que el líder norcoreano Kim Jong-un (Randall Park) es un fanático irredento del programa, por lo que se aventuran a solicitar una entrevista con él, hecho absolutamente inédito y casi imposible, sin embargo reciben respuesta y bajo un estricto control de seguridad son autorizados a viajar al hermético país asiático. Una vez que se da por hecho el encuentro, Skylark y Rapaport son abordados por un par de agentes de la CIA que pretenden aprovechar la oportunidad para asesinar al líder de 31 años. Se trata de hacer que Skylark lleve en la palma de la mano una especie de bandita con ricina, estreche la mano del dictador y este a su vez reciba una dosis de ella que termine por intoxicar su organismo. Una vez en Pyongyang, el par de camaradas fallan al no poder pasar la bandita con ricina por el control de seguridad cuando el guardia confunde la toxina con un chicle y se la traga. Aunque la CIA les manda un par de banditas mas el intento no será sencillo, y es que ademas de contar con estricto sistema de seguridad, Skylark sucumbe ante los encantos de Kim Jong-un, popular por su habilidad para manipular a los medios de comunicación.

Si hablamos estrictamente de una comedia hollywoodense es mas que evidente que The Interview funciona, se vale de elementos trillados y baratos como ridiculizar al “enemigo”, pero funciona. La pareja Rogen-Franco es garantía de un humor gamberro, excesos, borracheras, sexo y cualquier cantidad de alusiones escatológicas que para muchos exceden la linea, sin embargo creo que la idea de suavizar el conflicto político es mas que clara, ¿qué mejor manera de restarle poder al contrincante que caricaturizandolo?. Aunque todos sabemos la situación que ha vivido Corea del Norte durante tantos años bajo un régimen totalitario, la verdad es que sí llega el punto en el que uno se pregunta ¿quien manipula a quien?, ¿hasta que punto lo que estamos viendo es o no propaganda estadounidense?. Repito, como una película de comedia políticamente incorrecta está bien, es perfecta, es lo mismo que hace South Park o que hizo Team America en su momento, lo que para muchos es motivo de escándalo para otros es motivo de carcajada, cada quien, no obstante hay que ponernos a pensar sobre el anzuelo que estamos llevándonos a la boca.

P.D. Excelente campaña publicitaria de Sony.

Por Jonathan Mata Richardson

7

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s