Reseña | La Teoría del Todo (2014)


The-Theory-of-Everything-Poster-slice

Dir. James Marsh / Reino Unido / 122 minutos

Muchas veces nos preguntamos cómo es que hay tantas películas mal hechas que logran cautivar a un publico masivo, y la respuesta es que crean identificación con el espectador, ya sea que el protagonista no encuentre el amor como nosotros, o que todo le salga mal como a nosotros, etc… The Theory of Everything no solo crea una empatía absoluta a través de la lucha del personaje principal, sino que ademas es de una hechura extraordinaria.

Para quienes no sepan sobre esta cinta, cuenta la historia de Stephen Hawking, el reconocido astrofisico que ha revolucionado el modo de ver el universo aún permaneciendo postrado en una silla de ruedas prácticamente sin función motriz alguna.

La película comienza en la década de los 60, cuando el joven Hawking realizaba sus estudios en la Universidad de Cambridge. Ahi conoce a Jane, una estudiante de literatura con quien empieza una relacion sentimental en el periodo justo en el que le fue detectado el padecimiento que terminaria por paralizar su cuerpo casi por completo. Aún cuando su expectativa de vida era de tan solo de dos años mas, Jane decidió casarse con él y pasar el resto de su tiempo juntos, pero incluso cuando el pronostico fue claramente errado las necesidades personales de ella comenzaron a ser evidentes, lo que terminaría deteriorar la relación a la par de la salud de Hawking.

No se necesita ser un experto en física cuántica para sentir una profunda admiración por el Profesor Stephen Hawking, vaya, ni siquiera hace falta saber de lo que se trata… y es que cuando un ser humano tiene la capacidad de trascender aun a pesar de si mismo es motivo de respeto, y no hablo precisamente de científicos ni personajes reconocidos a nivel mundial, cualquier persona que se levanta a trabajar y luchar contra las barreras auto-impuestas es una persona que trasciende. Y ahora hablando estrictamente de la película creo absolutamente necesario mencionar el magistral trabajo de Eddie Redmayne en el papel principal, quien ademas de hacer una labor corporal excelsa le aporta al persona mucha magia y tremendo carisma. Felicity Jones por su parte hace un trabajo igualmente importante haciendo avanzar el guión con una fluidez maravillosa, en su papel de Jane. Por ultimo quiero resaltar el modo en que se trata el tema de la discapacidad, que a mi parecer se maneja de una manera tan sutil y respetuosa que aleja cualquier morbo de la mente del espectador, la lucha interna de los personajes se vuelve el primer factor a contemplar, y aleja cualquier imagen grotesca de nuestra cabeza eligiendo el camino correcto para retratarla, huyendo de las formas fáciles para crear lagrimas baratas. La Teoría del Todo es sin lugar a dudas una de las mejores películas de este año, no se si sea la candidata que arrase con la venidera temporada de premios, pero en caso de hacerlo lo tendría bien merecido.

Por Jonathan Mata Richardson

10

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s