Reseña | Birdman (2014)


02_BM_04337_04342_R2.JPG

Dir. Alejandro González Iñarritu / Estados Unidos / 119 minutos

En mas de una ocasión he abierto un CinePárrafo diciendo que comencé a ver la película con temor por equis razón, pero con esta cinta fue el caso contrario, llegué a la función con la plena confianza de que valdría la pena mi tiempo y mi dinero, pero en mas de una ocasión tuve el amargo sabor de boca del que se equivoca (no era mi intensión que eso rimara).

Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) es la quinta película como director del mexicano Alejandro González Iñarritu, cuya carrera se había caracterizado por un manejo soberbio del drama y su crudeza. En esta ocasión nos presenta una comedia de humor negro que narra el periodo en que una vieja estrella de cine palomero se traslada a Broadway para intentar adaptar una obra dramática, la cual ademas planea dirigir y protagonizar, sin embargo se ve en problemas cuando debe reemplazar a uno de sus actores a muy poco tiempo del pre-estreno, y aunque consigue hallar un sustituto, este resulta ser bastante conflictivo. Ademas de tener que batallar ante los contratiempos normales de una obra de teatro, debe lidiar con su hija, su pareja, la critica y una voz que proviene desde su interior, la de su viejo personaje Birdman.

Esta cinta, que cuenta con 4 guionistas (literalmente mas personas de las que había en la sala, cosa normal en la función de las 13:20 hrs) tiene bastantes momentos en los que evidencia la desesperación por querer causar gracia “inteligentemente”. La película está perfectamente coreografiada, los movimientos de cámara están matemáticamente ensayados, reflejo del trabajo de un genio como Emmanuel Lubezki, aunque por el mismo motivo parece no haber lugar para la espontaneidad, uno como espectador percibe lo meticuloso que fue este rodaje, y no es que esté mal, el trabajo bien hecho nunca está mal, pero quizá le faltó ese toque de naturalidad a lo que supuestamente debería verse natural. Por otra parte tuve la impresión de que se pretendió hacer arte de una comedia negra, sin embargo me parece que no hay lugar para ello en esta propuesta, nos entregan a un Zach Galifianakis totalmente descafeinado y una Emma Stone con el freno de mano puesto, a diferencia de Edward Norton y del propio Keaton quienes nos brindan deliciosas interpretaciones en una película brutalmente forzada, donde un Alejandro González Iñarritu pretende agradar, timorato de salirse de su zona de confort, de la que según él mismo estaba huyendo. La música que en su totalidad es percusión, en instantes es gloriosa y repentinamente se vuelve un dolor testicular agudo. Quisiera que esta pelicula fuera menos pedante, y es que por momentos hasta parecía ser una versión en comedia negra de Black Swan, en la que el personaje central alcanza estados esquizoides derivados de la presión laboral. Birdman se queda en las buenas intenciones, pero ya sabemos que el mundo no vive de ello.

Por Jonathan Mata Richardson

8

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

6 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s