Reseña | Manto Acuífero (2013)


manto-acuifero

Dir. Michael Rowe / México / 79 minutos

Existen producciones cuya naturaleza narrativa en principio me cuesta mucho comprender, lo cual no se traduce en que yo esté en contra de su existencia, al contrario, siempre que una película sea capaz de alejarte de la indiferencia será bien recibida.

Manto Acuífero cuenta la historia de Caro, una pequeña que ronda los 7 años, que junto con su madre y su padrastro terminan de instalarse en un nuevo hogar lejos de la Ciudad de México. La curiosidad de la pequeña niña por los insectos y el resto de los elementos que conforman el inmenso jardín de la casa nunca se ve mermada, incluso cuando la evidente falta de su padre biológico comienza a perjudicar su estado de ánimo. Caro aborda la separación de sus padres a través del aislamiento y la soledad, mismas a las que es empujada gracias al propio afán de su madre por estrechar la relación entre su marido y ella, lo que por momentos no parece otra cosa que una imposición, y que al final únicamente termina provocando un mayor rechazo de parte de ambos.

Cabe destacar que los elementos explorados por el australiano Michael Rowe en su cinta previa Año Bisiesto son los mismos que en esta propuesta, algo evidente al tratarse de una trilogía, lo cual encuentro brutalmente atractivo al ser historias tremendamente intimistas abordadas a través de personajes cuyo universo emocional se reduce a una sola locación, todo pasa en ese momento y en ese lugar. Y aunque creo que se pudo hacer un mucho mejor trabajo en el manejo de los diálogos, en especial con la actriz que interpreta a la madre (la cual parece mamá de comercial de suavizante de telas), daré una mención honorifica para Zaili Sofia Macias, la pequeña de 7 años que hace un trabajo brillante, verosímil en cada escena, y a la que en todo momento te dan ganas de apapachar, excepto al final, ahí es todo lo contrario. Espero con ansias el cierre de esta trilogía y cualquier trabajo futuro de este director/guionista que ha sabido retratar las inquietudes y necesidades de una cultura ajena a la suya de una manera sobresaliente.

Por Jonathan Mata Richardson

7

Síguenos a través de Twitter @cineparrafos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s